El merchandising sigue siendo una pieza diferenciadora en la estrategia de marketing de una marca.  El marketing digital se ha impuesto como tendencia creciente frente a las campañas de publicidad tradicional. La segmentación, el alcance y la posibilidad de un análisis más exhaustivo de los resultados provoca que muchas empresas tiendan a centrar todos sus esfuerzos en estas campañas.

Sin embargo, el uso de productos promocionales ofrece muchas posibilidades si se combinan con otros tipos de acciones publicitarias. En Studio Area 51  ofrecemos un servicio de merchandising para enriquecer la estrategia publicitaria de tu empresa.

 ¿Qué es el merchandising?

El merchandising consiste en la técnica de utilizar productos promocionales con el fin de conseguir posicionamiento de marca. Puede estar dirigido a los clientes actuales de una empresa, con el fin de compensar su fidelidad. A su vez, es interesante enfocar el reparto de merchandising hacia los clientes potenciales, para aumentar su conocimiento y fomentar las ventas.

Como agencia de publicidad en Cádiz  sabemos que la elección del tipo de producto promocional a veces es complicada.  Textil, promociones, accesorios… ¡Las opciones son infinitas!

El proceso de selección es clave para el éxito de una campaña de merchandising en Málaga.Estos objetos deben ir en concordancia con los servicios ofertados por la empresa que los representa y ser útiles para su target group. Por ello es importante contar con el asesoramiento de nuestros expertos en marketing para la toma de decisiones.

¿Qué beneficios ofrece el merchandising a tu estrategia de marketing?

Nuestra agencia de marketing en El Puerto de Santa María recomienda el uso de productos promocionales por diversos motivos. Entre ellos destacan los siguientes:

  1. Saturación publicitaria. Los impactos publicitarios de las campañas se reducen debido a la sobreexposición a las campañas de marketing. Sin embargo, los objetos promocionales son aceptados positivamente ya que cubren una necesidad de forma directa.
  2. Segmentación concreta. El público objetivo está claramente definido. Ya sea el actual o el potencial, la segmentación es clara. El reparto de productos promocionales en un evento es muy favorecedor, ya que completa la experiencia de un  target concreto.
  3. Boca a boca. La prescripción se realiza de forma natural. Los que reciban el producto promocional lo irán mostrando a su alrededor. Este lleva impregnada la marca, por lo que también se difundirá. Así, se favorece el conocimiento del producto o la fidelización de forma subliminal.
  4. Adaptación a las tendencias. Las necesidades de los usuarios cambian El merchandising se adecua a cualquier objeto. Cargadores, fundas de móvil, baterías externas… La tecnología también tiene cabida en la promoción.
  5. Fomento de ventas. Los preceptos anteriores hacen que la imagen de marca sea positiva y el alcance más alto. En consecuencia, las ventas aumentan correlativamente.

Entonces… ¿Te decides a invertir en merchandising?.

Fuente: lafactoriacreativa.com